El volante de Racing se fue del Monumental recordándole a los locales el 4-2 de Boca donde él convirtió uno de los goles.


Ricardo Centurión se ganó la roja sobre el final de la dura derrota de Racing ante River en el Monumental, por los octavos de final de la Copa Libertadores, y así terminó de redondear una noche nefasta para su carrera. 

Pero no todo terminó ahí para Ricky. Según pudo confirmar Toda Pasión, por medio de la subsecretaría de Seguridad, la Policía de la Ciudad le labró un acta por incitar a la violencia.

Artículo 98 – Provocar a la parcialidad contraria. Quien en ocasión de un espectáculo deportivo masivo lleva o exhibe banderas, trofeos o símbolos de divisas distintas de la propia y las utiliza para provocar a la parcialidad contraria, es sancionado/a con multa de doscientos ($ 200) a un mil ($ 1.000) pesos o arresto de un (1) a cinco (5) días.​

El volante de la Academia reaccionó con violencia ante una provocación de Enzo Pérez (que también terminó expulsado), y cuando el árbitro lo mandó al vestuario les recordó a los hinchas el 4-2 de Boca en el que él convirtió.

River goleó 3-0 al conjunto de Eduardo Coudet y pasó a los cuartos de final, donde lo espera Independiente.





Comentarios