El bebé fue concebido a través de una gestación solidaria, con un vientre argentino y óvulos de una donante checa. La particular historia.


Si bien la noticia podría pasar por lo que fue su regreso al Bailando para reemplazar a Florencia Peña en el jurado, Pampita Ardohain también está en boca de todos por su pequeño ahijado que tiene dos padres y un vestidor de lujo. 

Se trata de Gauthier, el hijo de Gabriel Alfaro y Diego Schiro que fue concebido a través de una gestación solidaria, con un vientre argentino y óvulos de una donante checa.

Gabriel y Diego junto al pequeño Gauthier, su hijo y ahijado de Pampita.

Gabriel y Diego están juntos desde los 15 años: primero como amigos heterosexuales, después con una relación íntima que los sorprendió y actualmente como una pareja consolidada. Mientras que el primero trabaja en el Senado, su pareja es director de obra en una empresa de ascensores.

Con ganas de ser padres y al comprender que la opción del alquiler de vientre era inviable por el alto costo que conlleva, optaron por consultar con una especialista en adopciones en el exterior. Esa vía para cumplir su sueño también demandaba una fuerte inversión, por lo que la médica de turno les recomendó que acudieran a una panza amiga o familiar. Al fin y al cabo, alguien que tuviera la voluntad de hacerles el regalo más increíble de sus vidas.

Todas del lado de Gabriel, las candidatas eran cuatro: su hermana Alicia, de 50 años, y sus tres sobrinas, Tamara, de 19, Florencia, 25 y Nadia, de 23. Y aunque todas se ofrecieron, la seleccionada fue Flor debido a cuestiones médicas y antecedentes.

“En la clínica, no nos permitían ser parte de la elección de la persona que dona el óvulo, quedaba a criterio de los médicos. Nosotros decidimos sí tener injerencia y por eso recurrimos al exterior”, explicó Gabriel en diálogo con TN

Solucionado el primer problema que se le presentaba a la pareja y sabiendo las trabas que les ponían en el centro médico, encontraron una clínica en Bélgica que administra donaciones de todas partes del mundo. De un catálogo de 450 candidatas, salió elegida una mujer de República Checa que se destacaba por sus estudios universitarios.

Pero otra vez las imposibilidades económicas se topaban en el camino de Gabriel y Diego. Obnubilados por su sueño, vendieron un auto y sacaron un préstamo para costear la “importación” de los óvulos, ya que la obra social no les cubrió absolutamente nada. 

Por mala fortuna, el tratamiento no fue inmediatamente efectivo; hubo varios intentos fallidos hasta que el óvulo se prendió al útero de Nadia para que el pequeño Gauthier comience a gestarse. 

Hoy, el bebé de Gabriel y Diego tiene 3 meses y todavía espera su acta de nacimiento. La misma todavía está pendiente porque un juez del Registro Civil central de Buenos Aires debe constatar que, en base a los testimonios del obstetra que atendió el parto, Nadia, su abogado y una escribana pública, hay dos papás procreacionales y que a la gestante no le interesa el vínculo maternal del pequeño. 

Y la aparición de Pampita en esta historia se da cuando fue elegida para ser la madrina de Gauthier a raíz de la entrañable amistad que la une con Gabriel. La modelo y el empleado del Senado se conocieron 24 años atrás durante un desfile en La Pampa cuando ella todavía no había alcanzado la fama que tiene.

“Desde ese día, fuimos amigos inseparables y nos acompañamos en los mejores y los peores momentos de nuestras vidas. Ella vio el cambio de una amistad a lo que tenemos hoy con Diego. Fue testigo y apuntaló y acompañó. Por eso la elegimos“, contó Gabriel, emocionado.

En virtud de que Gabriel y Diego aman la cultura francesa, desde la gastronomía hasta la moda, y están enamorados de París, decidieron bautizar a su hijo Gauthier. Y gracias a algunos obsequios de sus famosos “tíos” y el costado cool de Gabriel y Diego, el bebé cautiva con sus outfits de marcas como Gucci, Fendi y Burberry.




Comentarios