Las herramientas de control parental están a la orden del día y hay decenas de aplicaciones en el mercado destinadas a ese fin.


El debate sobre cómo y cuánto tiempo pueden usar los niños el celular está emergiendo en todo el mundo, a medida que los más pequeños reciben su primer teléfono móvil a una edad cada vez más temprana.

No hay un número mágico de horas adecuadas para su uso. Pero los científicos dicen que la “hiperconectividad” -la conexión continua con la pantalla- afecta a la creatividad y relaciones personales, y recomiendan limitar las horas de uso para depender lo menos posible del smartphone.

Eso también se aplica a los niños, que son todavía más vulnerables de volverse adictos al celular.

Pero a muchos padres les resulta complicado controlar la manera en que sus hijos usan un dispositivo al que ellos mismos están “enganchados”.

Sin embargo, Google acaba de lanzar una App en su tienda online para “casi todos los países del mundo” (el año pasado fue solo en Estados Unidos) más extrema que otras.

Family link.

La aplicación permite controlar las horas de uso del celular y evitar que descarguen cierto contenido.

La aplicación en cuestión se llama Family Link y , según un informe de BBC, permite tener un control casi total de lo que los niños instalan en el dispositivo, vigilar su horario de uso e incluso “mirar dónde están”.

Funciona para dispositivos Android y también con iPhones. Es gratuita y está pensada para niños y adolescentes menores de 13 años, con el objetivo es crear “hábitos digitales saludables”, dice Google.

Aplicaciones de Google

Así, los padres pueden aprobar o bloquear las aplicaciones que sus hijos descarguen online, o agregar directamente las que ellos consideren adecuadas.

También permite vigilar el horario de uso: “Tú decides el tiempo adecuado para tus hijos”, afirma Google.

La clave, sugiere la compañía, es “ayudarlos a encontrar un equilibrio“. Por ejemplo, estableciendo una hora para ir a dormir y apagar el teléfono.

Chicos con celular

¿Llevan demasiado tiempo usando el aparato? Puedes bloquearlo de manera remota “cada vez que sea necesario tomarse un descanso”, promete la aplicación.

Pero tal vez lo más polémico de la aplicación es el apartado que Google llama “Mira dónde están“.

Uso responsable del celular por parte de los más chicos.

“Es útil saber dónde se encuentran tus hijos dondequiera que estén. Family Link puede ayudarte a ubicarlos, siempre y cuando lleven sus dispositivos con ellos”, explica la tecnológica en su sitio web.

Además, el sistema permite que los padres reciban notificaciones si el niño busca ciertas palabras clave, como “pornografía”.

Los padres también pueden bloquear y desbloquear las páginas que pueden ver los niños de manera remota y en tiempo real.

“A los 13 años, el niño ‘se gradúa’, tal y como lo llama Google, o se libera de las restricciones, obteniendo las llaves del reino de internet y todo lo bueno y lo malo que viene con él”, escribió el corresponsal de tecnología del diario estadounidense The New York Times, Brian X Chen.

“Eso es pésimo porque, a primera vista, Family Link tiene todas las de ganar. Es gratis, está bien diseñado y está repleto de características útiles para regular el uso del smartphone”, explica el periodista, “Sin embargo, casi todos esos beneficios se ven menoscabados por la decisión de Google de permitir que los niños eliminen las restricciones en el instante en que se convierten en adolescentes“, agrega Chen.

Google, sin embargo, insiste en que la responsabilidad sobre las horas que pasan los niños en internet es una tarea compartida con los padres.

“Queremos que los menores exploren y se inspiren mientras se embarcan en su propia aventura digital. Sin embargo, cada familia piensa diferente sobre lo que sus hijos deberían y no deberían poder hacer en su dispositivo”, declaró la compañía en un comunicado.

Lo que recomiendan los especialistas es que, además de usar herramientas de control parental se puede poner en práctica que padres e hijos naveguen juntos. Compartir tiempo online con los hijos y hablarle de cómo funciona la tecnología y sus peligros es una buena práctica recomendada a todos los padres.




Comentarios