Se registró una caída de 3,7% y 3,8% respectivamente, según el Indec. 


Las ventas en los supermercados bajaron durante julio el 3,7% en comparación a igual mes del año pasado, y en los centros de compra 3,8%, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo difundió la variación de las ventas medidas a precios constantes y sin factores estacionales.

En tanto, a precios corrientes, las ventas en los supermercados ascendieron a $37.443 millones, con un incremento interanual del 25,9% en la facturación, contra una inflación de 31,2 %, entre julio de este año e igual mes del año pasado, informó el Indec.

Por su parte, la facturación en los “shoppings” ascendió a $ 7.192 millones, con un crecimiento interanual del 21,3%

La retracción en las ventas en los supermercados y centros de compra registrada por el Indec acompañaron un registro similar relevado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que dio cuenta que durante julio las ventas minoristas bajaron 5,8% respecto a igual mes del 2017.

“El mercado de consumo acusó la caída en el poder adquisitivo, y si bien hubo muchas ofertas y liquidaciones, no alcanzó para contener la baja”, señaló la entidad.




Comentarios