Se trata de Damares Alves, una pastora evangélica de 54 años, a cargo de la cartera de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos.


A menos de una semana de la asunción del nuevo presidente de Brasil, una funcionaria del equipo de Jair Bolsonaro ya encendió la polémica en Twitter. Damares Alves, ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos apareció en un video festejando el inicio de “una nueva era” en Brasil, en la que “niño viste de azul y niña de rosa”.

“Atención, atención! Es una nueva era en Brasil: niño viste de azul y niña viste de rosa“, proclama muy sonriente Alves, una pastora evangélica de 54 años, antes de dar saltos rodeada de seguidores con el mismo traje blanco que vestía durante el acto de asunción del miércoles en Brasilia.

El video fue grabado con un teléfono celular y subido a las redes sociales, donde se viralizó en pocas horas. Las declaraciones de la ministra se convirtieron en tendencia y hasta surgieron memes con sus dichos.

Alvez ya se había mostrado reacia a la “ideología de género”. La mujer es abogada, pastora evangélica y una fiel opositora al aborto legal. Durante su discurso, afirmó: “el Estado es laico, pero esta ministra es terriblemente cristiana“.

“En este gobierno, la niña será princesa y el niño será príncipe. Nadie va a impedirnos que llamemos a las niñas princesas y a los niños príncipes. Vamos a acabar con el abuso del adoctrinamiento ideológico”, sentenció la funcionaria, que es una de las dos únicas mujeres que hay en el nuevo gabinete de 22 ministros de Bolsonaro.

Más allá de sus duras declaraciones, Alves asegura que tiene una buena relación con los movimientos de personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales y Queer (LGBTIQ), enfrentados con el ultraderechista debido a su historial de exabruptos homófobos, misóginos y racistas.

El rechazo a la “ideología de género” es uno de los pilares de la cruzada conservadora que encabeza Bolsonaro, excapitán del Ejército, ahora presidente de Brasil. 





Comentarios