La ministra de Seguridad también defendió el uso de las Taser y el proyecto para bajar la edad de imputabilidad.


El año 2019 empezó con muchos temas que ponen al Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich en el centro de una polémica agenda, como la baja de la edad de imputabilidad, el uso de las pistolas Taser y la expulsión de los delincuentes extranjeros.

Entrevistada por Clarín, Bullrich se refirió a todos estas cuestiones. Consultada por la baja en la edad de la imputabilidad, la ministra expresó que “la incidencia de menores en el delito es importante, pero lo más importante es que si sus actos no tienen consecuencias, luego de mayores conformarán un mundo de delito y muerte. A la vez en muchas ocasiones son usados por los mayores aprovechando el hueco jurídico de la inimputabilidad”. 

Y agregó que el tema de los menores es una deuda pendiente desde hace varios años. “El proyecto parte de una premisa: buscar por todos los medios que los menores no conviertan sus vidas en una carrera hacia el delito y hacia la muerte, de ellos y de las víctimas que dejan. Ahora, cada conducta delictiva va a tener una consecuencia. Si un menor roba, no importa su edad, tendrá un régimen especial socio educativo terapéutico y medidas restaurativas. Y, si comete delitos más graves, tendrá consecuencias más graves que pueden significar el encierro en un establecimiento especializado”.

Con respecto a la polémica que despertó la compra de pistolas Taser, Bullrich dijo que la discusión es incoherente: “Es un arma no letal entregada a efectivos en zonas de alta densidad de gente, frente a un arma letal. Hay menos riesgo de muertes. Es elemental”.

Y sobre la denuncia de los organismos de Derechos Humanos que afirman que esas armas son usadas como elementos de tortura, la ministra afirmó que “los organismos de DDHH nunca se ponen del lado del policía asesinado, ni de la víctima. Por eso la opinión que tienen de la Taser es poco consistente. Es un arma no letal, que siempre debe ser usada con cuidado. Pero si quieren que no haya Policía y que cada uno se defienda como pueda, deben decirlo claramente.”

Otro de los temas polémicos que fueron abordados en la entrevista fue la expulsión de extranjeros que delinquen. Al respecto, Bullrich dijo que “la decisión es clara: la Argentina está abierta para todos, menos para los delincuentes. Estamos planteando algo racional y coherente, que nada tiene que ver con un pensamiento anti extranjero. Es un pensamiento anti delincuente. Sean argentinos o extranjeros, tienen que responder por lo que hacen: los primeros tendrán que responder aquí, y los otros que ya han cometido delito en su país, no podrán entrar. Es algo lógico”.

Sobre la elección de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil, Bullrich expresó que “sin duda que en la frontera podemos trabajar juntos para impedir que nuestros pueblos sufran las consecuencias del delito y la narcocriminalidad”.

Por último se refirió a las encuestas que la ubican como una posible candidata a vicepresidenta. “Creo que el equipo de Seguridad está trabajando a full. Siempre es bueno consolidar los caminos que se empiezan. Pero siempre estoy a disposición de lo que el Presidente y Cambiemos precise“, concluyó.




Comentarios