El actual campeón de Europa cayó destrozado ante el equipo holandés y cerró una semana para el olvido. Mirá todos los goles.


El Real Madrid fue eliminado después de nueve años en octavos de final de la Liga de Campeones, en la noche más negra del dominador del torneo, remontado por un Ajax exultante que sacó a relucir todos los defectos de un equipo a la deriva, descompuesto, que en seis días se despidió de todo.

El campeón se descompone. Cayó con estrépito, dilapidó su ventaja de Amsterdam por una profunda depresión que arrasa con todo, incluido con el entrenador argentino Solari, sentenciado que acelera la construcción de un nuevo proyecto. Nuevo entrenador y reestructuración profunda parece ser lo que se viene en el “Merengue”.

Con dos jugadores cayendo lesionados, Lucas Vázquez y Vinicius,el encuentro se le hizo cuesta arriba al Madrid, que inició un proyecto que salió mal desde el principio. Por el inmovilismo de la directiva a cubrir la salida del que era líder absoluto del equipo, Cristiano Ronaldo, y que ha tenido un desplome inesperado.

Toni Kroos yDonny van de Beek en el partido de los octavos de la UEFA Champions League (Foto: GABRIEL BOUYS / AFP)

Tres competiciones perdidas en una semana. De los dos clásicos dolorosos por ser un golpe de realidad, al castigo durísimo de un Ajax exultante en su físico que se paseó en el Bernabéu.

Pudo comenzar ganando si el travesaño no hubiese repelido el cabezazo de Casemiro. El Real Madrid salió duro, intimidatorio en el balón dividido, hasta que Kroos expresó lo contrario. Blando, con exceso de confianza, cayó pensando que se señalaría falta y provocó un contragolpe en superioridad que el Ajax interpretó a la perfección. Tadyc leyó la acción y Ziyech superó a Courtois con golazo en el minuto siete.

Un equipo repleto de campeones de Europa se desplomó. Kroos intentaba sin éxito corregir su error y Varane perdonaba solo. La falta de gol pasaría factura. En la siguiente acción, Tadic firmaba la jugada de su vida, con gambeta con ruleta incluida, y su pase al espacio lo aprovechaba Neres. 

Aunque el salvador provisional estaba en la portería. Sin defensa alguna que lo acompañara, Courtois sacaba dos pelotas claras a Ziyech que se exhibía. Sin control alguno, duelo de ida y vuelta, Modric dejaba a Bale la posibilidad de calmar la tormenta. De nuevo el palo frenaba al Real Madrid.

Se miraron a la cara en el descanso y el Madrid salió encendido en la segunda parte. Solo quedaba el orgullo. Asensio acarició el primero, Benzema la tiró por arriba en la primera y la segunda cerca del poste tras una bicicleta que sentó al defensor. Le ponía de nuevo voluntad el Real Madrid cuando llegaba la acción clave del duelo.

El equipo holandés se sacudió la presión blanca y volvió a llegar al área madridista, donde apareció Tadic para soltar un disparo desde la frontal que puso el 3-0 a los 65 minutos, tras unos minutos de suspense, mientras el VAR revisaba la jugada, por un posible fuera de banda.

El gol, coreado por los miles de aficionados del Ájax presentes en el Santiago Bernabéu, fue la frutilla del postre para un equipo local que empezó a bajar los brazos.

El tanto de Asensio de disparo ajustado tras recibir un centro al área, a los 70 minutos, apenas dio para un destello de esperanza porque, dos minutos después, Lasse Schone transformaba de falta directa para sellar el 4-1 que desató la euforia visitante y los silbidos de los aficionados locales hacia su equipo.

Había caído el rey de Europa, que en el último cuarto de hora prácticamente sólo intentó que la goleada no fuera mayor. Ahora el equipo del argentino Nicolás Tagliafico espera por el rival de los cuartos de final, el primer objetivo está cumplido y de qué manera.




Comentarios