Fue durante el segundo programa de "Podemos Hablar" el ciclo de Andy Kusnetzoff.


Este sábado se emitió un nuevo programa de Podemos Hablar y Carolina “Pampita” Ardohain junto a Maru Botana fueron dos de las invitadas que coincidieron en la sección “Punto de encuentro” al recordar a sus hijos. 

Además estuvieron en el segundo programa de PH en el 2019, Calu Rivero, Benjamín Rojas, Darío Barassi y Sergio Goycochea. 

Cuando Andy Kusnetzoff pidió que de un paso adelante los invitados que “La vida les dio una piña y se levantaron“: Pampita y Maru se adelantaron por una razón que cambió la vida de ambas para siempre: la perdida de un hijo. 

Maru contó que Facu, su sexto hijo, no fue buscado pero “fue como todo un festejo” su llegada y resaltó que ella nació “con la escencia de ser madre”. “Cuando Facu murió de muerte subita fue muy fuerte, no podía entender”, señaló y agregó: “Fue como un camión que me atravesó y se llevó parte de mi“. 

En relación a los dos hijos que llegaron después de este difícil momento, Maru contó que le costó mucho y que recibía mensajes que le decían que no tenga más hijos por miedo a que se repita una situación semejante. “Fue muy duro pero había algo que me decía: ‘Tenés que hacerle frente a la vida porque vos sos vida’“, detalló y agregó que “Berni”, su esposo, “no quería saber nada”. 

No se supera nunca, es un dolor para toda la vida, pero por lo menos podés seguir. Disfruto un monton la vida con los chicos, soy una agradecida de todo lo que vino”, sostuvo mientras la modelo la escuchaba atentamente. 

Además contó que la terrible noticia le llegó a través del teléfono porque ella con su familia se habían ido de viaje a San Martín de los Andes pero el pequeño quedó a cudidado de su abuela. “Me costó un montón dejarlo”, sostuvo y agregó: “Yo volví pensando que eso no podía ser y que lo iba a resucitar“.

Remarcó que fue el peor momento de su vida pero que siguió porque “tenía un ejército atrás”. 

Luego fue el turno de Pampita, quién reiteró que la muerte de su hija Blanca es un tema que le cuesta hablar pero que se “conecta” y empatiza cuando la paran en la calle y le cuentan que vivieron situaiones similares. 

“El año pasado descubrí que a todo el mundo la vida le dio una piña. Son muy privilegiados los que pueden decir ‘a mi no me pasó nada’”, dijo en referencia al programa de entrevistas que condujo.

Todos sacamos fuerzas para seguir adelante y para recorrer el camino de la vida que es maravilloso”, sostuvo y agregó: “Preparado no estas, pero la fuerza te va enseñando que estamos rodeados de amor. A mi me acompaña la fe. Creo mucho el Dios. Soy muy creyente, siento que todo está escrito”, comentó.

En la cuestión de Fe, ambas coincidieron que fue una pieza importante para salir adelante y no quedarse estancadas en ese doloroso momento. Los demás invitados agradecieron a ambas por haber compartido sus historias y destacaron la fortaleza que mostraron.




Comentarios