El medicampista de Racing arrancó de mayor a menor y quedó relegado en los últimos encuentros del Racing campeón.


El mediocampista ofensivo Ricardo Centurión, futbolista de notables condiciones, tuvo un protagonismo de mayor a menor en la campaña de campeón de Racing Club en la Superliga, que finalmente quedó reducido a nada por la constante que atenta contra su carrera profesional: la indisciplina.

El crack de 26 años, integrante del plantel campeón 2014 con Diego Cocca y artífice del gol de la consagración ante Godoy Cruz, regresó a su cuna futbolística a principios de 2018 para ser contenido después de un turbulento paso por Boca Juniors, del que salió enfrentado con el presidente Daniel Angelici.

El “Wachiturro” fue bien recibido en Avellaneda pese a haber confesado su amor por el “Xeneize” y comenzó a reavivar el idilio con la hinchada en base a buenas actuaciones durante el primer semestre del año pasado.

Pero la noche de la eliminación en la Copa Libertadores 2018 ante River Plate en el Monumental algo comenzó a romperse entre Centurión, el público y DT Eduardo “Chacho” Coudet.

Ricardo Centurión se desvincularía de Racing Club y jugaría para Godoy Cruz en la Copa Libertadores.

En aquel partido, “Centu” se hizo echar por una reacción contra Enzo Pérez y al abandonar el campo de juego, se dibujó la camiseta de Boca y recordó una victoria “auriazul” por 4-2en Núñez, con un gol de su autoría.

En Racing no cayó nada bien esa actitud pero Coudet decidió respaldarlo por sus grandes condiciones para jugar al fútbol, siempre en sintonía con el director deportivo Diego Milito, quien fue compañero de ataque en el título de 2014, y el presidente Víctor Blanco.

El “Chacho” lo mantuvo en el banco de suplentes en los primeros partidos y hacia la mitad del torneo le devolvió la titularidad hasta que otra noche fatídica en el Monumental precipitó la ruptura total de las relaciones.

Ricardo Centurión y la noche, uno de los motivos que lo alejó del plantel campeón de Racing.

Racing perdía 2-0 con River Plate y Coudet decidió su ingreso para los 20 minutos finales. Cuando Centurión comenzó a realizar el calentamiento previo, recibió una catarata de insultos de los hinchas locales y antes de saltar a la cancha desairó al entrenador por entender que lo exponía al hostigamiento del público, ya con el partido definido.

Coudet soportó que Centurión se lo sacara de encima de mala forma, mantuvo su decisión de incluirlo en el partido pero al día siguiente tomó la decisión de separarlo del plantel y bajarlo a Reserva.

El día del empujón de Centurión a Coudet (Twitter)

“Conmigo no juega más”, avisó el “Chacho”, que jamás reconsideró su decisión pese a que el jugador se disculpó en varias notas periodística.

Con En definitiva, la participación de Centurión en la Superliga se redujo a 16 partidos (once desde el inicio) con tres goles: uno a Patronato de Paraná, otro a Gimnasia y Esgrima La Plata y el último frente a Talleres de Córdoba.





Comentarios