La reanimación cardiopulmonar consta de pocos pasos y pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte. Video.


Una madre ingresa a una sede de la Policía Militar del Estado de San Pablo, en Brasil, invadida por el pánico junto a su beba desvanecida en los brazos. Sin saber cómo reaccionar, pide ayuda los efectivos que estaban en ese momento de guardia. Los agentes calmaron a la madre y aplicaron de inmediato varias técnicas de reanimación, entre las que se destacó RCP para lactantes.

El video se viralizó rápidamente por Brasil, y empieza a llegar a los países vecinos como Argentina. Es un claro ejemplo para sabe la importancia de conocer no sólo primeros auxilios sino también estas formas de ganar minutos vitales antes de la atención médica.

Lo ideal es, naturalmente, asistir a uno de los tantos cursos o charlas gratuitas que tanto hospitales públicos, fundaciones y la propia Cruz Roja Argentina brindan periódicamente.

En su defecto, la información brindada a continuación por parte de los mayores expertos en reanimación cardiopulmonar de Argentina y del resto del mundo tal vez pueda ayudar a salvar una vida, informa TN.

Reanimación cardiopulmonar para lactantes menores a 1 año

Evaluación:

– Sacuda suavemente al chico.

– Si no responde, grite pidiendo ayuda e inicie RCP inmediatamente. Si hay otra persona, pídale que llame al servicio médico.

– Arrodíllese al lado de la víctima.

– Abra la vía aérea elevando el mentón. Extienda la cabeza y levante el mentón con los dedos.

– Acerque su oreja a la boca y nariz del lactante.

– Si el lactante no respira normalmente, inicie las compresiones torácicas.

Circulación:compresiones torácicas

 – Comprima el tórax con 2 dedos, bajo una línea imaginaria entre los dos pezones. Aplique 30 compresiones a una frecuencia de al menos 100 por minuto.

– Debe dejar que el tórax regrese a su posición entre compresiones, sin despegar los dedos del tórax. La profundidad de las compresiones es de un tercio a un medio del diámetro del tórax (al menos 4 cm.) Se deben minimizar las interrupciones entre las compresiones torácicas. Si se dispone de ayuda, los reanimadores deben turnarse en la aplicación de las compresiones cada 2 minutos.

Respiración:

– Después de las 30 compresiones iniciales, dé 2 respiraciones cortas, cubriendo la boca y nariz del lactante. Asegúrese de que el tórax se expanda cuando usted insufla aire.

– Continúe así hasta completar 5 ciclos de 30 compresiones por 2 ventilaciones. (Si se dispone de 2 personas reanimadoras, la relación es de 15:2) – Si el chico tose o se mueve, detenga las maniobras y gírelo hacia un costado, en la posición de recuperación, por si vomita. Mantenga supervisión continua hasta que llegue la ayuda.

– Si no responde, continúe con las maniobras hasta que llegue el personal de rescate.




Comentarios