Los gremialistas vuelven a protestar por las malas condiciones laborales y la presencia de asbesto en algunas de las formaciones. 


En reclamo por las malas condiciones laborales y la presencia de asbesto en algunas de las formaciones, metrodelegados de la línea B de subterráneos liberan molinetes en la estación Lacroze y amenazan con un paro. 

Si bien la medida gremial comenzó a las 7 de la mañana, ésta no afecta el funcionamiento ni el recorrido de la línea que une las estaciones de Juan Manuel de Rosas con Leandro N. Alem. 

Estamos exigiendo mejoras en el servicio y en nuestras condiciones de trabajo reclamando que se retire el material cancerígeno de los trenes. Pueden pasar, no hace falta que utilicen la tarjeta”, anunció un metrodelegado a los pasajeros que accedían al andén a través de la puerta de emergencia.

Noticia en desarrollo




Comentarios