La medida de fuerza complicó a los usuarios en las primeras horas. Se dio en medio de una disputa por la apertura de las nuevas estaciones.


Los habituales pasajeros de la línea E del subte se encontraron en las primeras horas de este viernes con el servicio totalmente interrumpido. El motivo del paro sorpresivo, al igual que ocurrió días atrás con la línea D, fue una disputa relacionada con la apertura de las estaciones Catalinas y Correo Central.

​Alrededor de las 7:30, el servicio entre cabeceras se restableció y circuló con demoras por algunos minutos, aunque ya funciona con total normalidad.

El mensaje de Metrovías en redes sociales (Foto: captura Twitter)

La medida de fuerza fue impulsada por un grupo de delegados. El jueves, el gremio que agrupa a los trabajadores había suspendido una medida de fuerza de dos horas en la misma línea, que había sido votada con anterioridad.

El paro deja entrever una disputa gremial interna: la conducción del sindicato, luego de suspender la protesta, había realizado un “llamado a la reflexión” a dos delegados de la línea para evitar “medidas de fuerza aisladas y débiles”, según indicó Clarín.




Comentarios