Fueron detenidos una mujer de 33 años y un hombre de 26. No se trataría de un autocultivo para consumo personal, sino de una producción con el objetivo de venta.


Personal antidrogas de la Policía de la Ciudad realizó un allanamiento en un edificio situado en Uruguay al 600, en el centro porteño. Un vecino había denunciado que en uno de los pisos superiores quedaban prendidas luces que encandilaban las 24 horas.

Por orden del Juzgado Penal Contravencional y de Faltas N° 29 a cargo de María Martínez, efectivos de la División Precursores Químicos de la Policía de la Ciudad llevaron a cabo un procedimiento y encontraron en ese sitio un invernadero con seis plantas de marihuana de gran tamaño y kilos de esa droga distribuida en frascos.

Encontraron un invernadero con seis plantas de marihuana de gran tamaño y kilos de esa droga distribuida en frascos.

Si bien fueron encontrados otros invernaderos de marihuana en el último tiempo, la ubicación de este emprendimiento ilegal es insólita: se cultivaba marihuana frente al Palacio de Justicia, sede no solo de varios juzgados nacionales, sino de la propia Corte Suprema, el máximo tribunal que hace diez años resolvió en el llamado fallo Arriola la inconstitucionalidad de penar la tenencia de drogas para consumo personal.​

La incautación de dos balanzas digitales y de una importante cantidad de semillas de cannabis llevaron a los investigadores a sospechar que no se trataría de un autocultivo para consumo personal, sino de una producción con el objetivo de venta de esa sustancia en el mercado minorista clandestino.

No se trataría de un autocultivo para consumo personal, sino de una producción con el objetivo de venta de esa sustancia en el mercado minorista clandestino.

Al efectuar las tareas de investigación se comprobó la existencia del vivero de marihuana en piso 12 de ese edificio y se identificó a los ocupantes de dicho inmueble. Fueron detenidos una mujer de 33 años y un hombre de 26.

Con las pruebas recabadas, el juez libró las órdenes de allanamiento, en el que también se encontraron bolsas de nylon y papel film para fraccionar la droga, dos bolsas con bicarbonato de sodio, tres celulares, una libreta con anotaciones, lámparas, balastros y temporizadores para cultivo.





Comentarios