El objetivo es que el traslado de los pacientes que deban ser sometidos a una cirugía sea un momento lúdico.


El Hospital General de Niños Pedro de Elizalde recibió este jueves una importante donación en el marco de su 240° aniversario: un auto a batería para trasladar a los pacientes hasta el quirófano cuando deban realizarse una intervención. El objetivo del regalo que le hicieron al centro médico la Fundación Pediátrica Argentina junto al Proyecto Solidario Kellun es que los nenes puedan tener un traslado más feliz y libre de ansiedad antes de los procedimientos médicos.

En el Hospital de Niñis cambiaron las camillas por autos eléctricos.

Se trata de un novedoso concepto que ya se ha puesto en funcionamiento en el mundo, y que demostró que el transporte en un automóvil de juguete puede aliviar la ansiedad preoperatoria en los niños. El Hospital Elizalde es el primer centro médico pediátrico de la Ciudad de Buenos Aires que incorpora este recurso que busca minimizar los miedos y el estrés que sufren los pacientes en  ese momento del tratamiento. Se trata de un auto a batería y control remoto cuyo único requisito es que el niño pueda caber en él y en el que los “conductores” cuenten con un diagnóstico médico apropiado para este transporte, que además será controlado por un adulto responsable.

Marcelo Scopinaro, Director médico de la Fundación Pediátrica Argentina, reconoció que su organización “está muy contenta de haber actuado en esta oportunidad de enlace entre dos instituciones que queremos mucho”, y agregó: “Nos pareció que esta vez se enmarcaba bien en el festejo lo que Kellun quería hacer con su donación. Así que para nosotros es un gusto haber podido reunir a estos dos grupos”.

En el Hospital de Niñis cambiaron las camillas por autos eléctricos.

Sobre la iniciativa, el doctor Miguel Javier Indart, Director del Hospital Elizalde explicó que “no es lo mismo para un chico que va a ser operado se traslade en una camilla que en un auto, su realidad cambia notablemente, su nivel de ansiedad y de estrés baja. Así que que hayan pensado en la posibilidad de esto y que nos hayan elegido a nosotros nos llena orgullo y de un enorme agradecimiento”.

En el Hospital de Niñis cambiaron las camillas por autos eléctricos.




Comentarios