Monseñor Gustavo Carrara destacó la necesidad de "que los alimentos lleguen a los que más lo necesitan".


El obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal para las villas de emergencia, monseñor Gustavo Carrara, llamó este lunes a “no politizar” y a “no jorobar” con el tema del hambre, y destacó la necesidad de “buscar los caminos para que los alimentos lleguen a los que más lo necesitan”, y que sean “de calidad en cuanto a nutrientes”.

“No podemos politizar este tema”, subrayó Carrara, quien remarcó que la situación socio-económica del país “está complicada” y que debe “buscarse el modo de que los alimentos lleguen más rápido, sobre todo para los niños y adolescentes”, y que sean “de calidad en cuanto a nutrientes”.

Gustavo Carrara. (Foto: Clarín/Lucía Mertel)

Así lo expresó luego de evitar pronunciarse sobre lo afirmado el domingo por el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, quien, ante la presencia del presidente Mauricio Macri en el marco de la fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, dijo que iba a decir algo que valía “para todos” los candidatos: “Llévate el rostro de los pobres. Son dignos, son argentinos y son respetuosos y merecen que nos pongamos de rodilla delante de ellos”.

El presidente Mauricio Macri asistió a la Procesión del Señor y la Virgen del Milagro en Salta.

En este sentido, en declaraciones formuladas este lunes a la radio La Red, monseñor Carrara pidió no reducir lo que tuvo lugar el domingo en Salta “a dos personas, que son el Presidente y el obispo”, sino poner el acento “en las 800 mil personas que estuvo allí, muchas de ellas que llegaron caminando para estar en esa fiesta, en la que renuevan su pacto con Jesús”.

Imagen tomada durante el debate en Diputados de la ley de Emergencia alimentaria. (Federico López Claro).

“Es enorme la profunda cultura que tiene nuestro Norte y es un gran aporte para nuestra Argentina. Pongo el acento ahí porque, si no, la cosa queda entre la mirada entre el Presidente y el obispo Cargnello“, sostuvo el obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal para las villas de emergencia.

En ese contexto, entonces, llamó a “no politizar” el tema del hambre, e insistió con que “la situación es tan delicada” como para que “los adultos y los dirigentes no jorobemos con el hambre”.

“Los que podemos comer todos los días, o elegir qué comemos o en qué momentos del día, tenemos que ser muy delicados cuando estamos hablando del hambre de la gente”, recalcó el prelado en la entrevista que concedió este lunes.




Comentarios