Los vehículos tuvieron que ser equipados a la par de un móvil policial.


En la tarde del martes, las fuerzas de seguridad del Municipio de Morón informaron que incorporaron en este último tiempo, seis vehículos que fueron secuestrados de picadas clandestinas que re realizaban en la localidad, y que los mismos son utilizados en patrullar las calles para prevenir delitos.

Según informó Clarín, así lo determinó el Departamento Judicial, quien aseguró que el fallo fue considerado como “inédito” por las autoridades comunales, aunque la Justicia avaló la expropiación de esas unidades y condenó a las personas que estaban en su interior en el momento del secuestro.

A su vez, desde el Municipio indicaron que los estos vehículos pasaron a formar parte de la flota de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Dirección de Tránsito y Transporte, y que fueron equipados a la par de un móvil policial, con cámaras de última tecnología.

El intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro dijo al respecto: “Trabajamos en equipo junto a la Justicia para brindar una solución inmediata para un problema como las picadas; un problema que había sido ignorando por quienes debían ponerle fin”.

En este marco, agregó: “Lo que era una zona abandonada, en la que irresponsables corrían sin importarles las vidas de los vecinos, hoy es un corredor exclusivo con cámaras, una bicisenda, luces LED y espacios verdes”. 




Comentarios