Según el Servicio Meteorológico Nacional, disminuirán las lluvias este domingo, aunque persiste el alerta.


Este sábado, la Ciudad y la provincia de Buenos Aires sufrió el azote de fuertes tormentas. Unos 300 vuelos resultaron afectados los aeropuestos y autopistas y calles registraron anegamientos que complicaron el tránsito. En tanto, para la noche del sábado y madrugada del domingo persisten alertas por lluvias.

En las zonas costeras al Río de la Plata, el Servicio Meteorológico Nacional emitió un alerta: “Se prevé que con el pasaje de un frente frio durante la noche de hoy, se produzca un cambio en la dirección de los vientos al sector sur aumentando su intensidad nuevamente durante la madrugada del domingo 13 a valores entre 40 y 50 km/h con ráfagas de hasta 70 km/h.

(Foto:EFE/ Rodrigo García)

Este sábado, cuando cesó el alerta meteorológico a partir de las 14, la situación de los aviones que estaban colapsando las plataformas en Ezeiza y Aeroparque se fue normalizando.

Además, en la ciudad de Buenos Aires rigió por algunas horas durante la mañana un alerta amarillo. En el barrio porteño de Villa Soldati, personal de Policía y Bomberos tuvo que trasladar un bote y camiones a las calles Pergamino, Tabaré y las laterales, por anegamientos.

Cerca del mediodía, se precisó que la acumulación de agua era de entre 8 a 16 milímetros en la Ciudad, según las zonas, pero hubo algunos puntos más altos, como en la localidad bonaerense de Ezeiza que registró 25 mm de agua caída.

En el conurbano bonaerense, muchas calles se anegaron en José C Paz, San Miguel, Pilar y San Martín (norte y noroeste); en Morón, Haedo y Ramos Mejía (oeste), y en Quilmes y Berazategui (sur), de acuerdo a reportes oficiales.

El Encuentro Nacional de Mujeres número 34, bajo la lluvia. (EFE/ Demian Alday Estévez)

Por su parte, la municipalidad de La Plata informó que sigue el alerta naranja ante la posibilidad de nuevas precipitaciones, en tanto asiste a barrios de la periferia anegados por la caída de 235 mm.

Para atender emergencias por cuestiones climáticas, la Subsecretaría de Atención Ciudadana bonaerense habilitó la línea telefónica 148 para canalizar la asistencia a damnificados por el temporal.




Comentarios