No pueden salir de sus casas e incluso pasan parte del día en el techo, ya que el agua aún no bajó lo suficiente.


Los vecinos de La Matanza y Esteban Echeverría son los más golpeados por las inundaciones que desde este fin de semana afectan a la Provincia de Buenos Aires. Pese a que la situación mejoró, continúa el pedido urgente de ayuda.

“Llegamos a tener agua hasta la altura de la ventana, por suerte bajó un poco y ahora nos llega a las rodillas”, manifestó un vecino de Virrey del Pino en declaraciones a TN.

“Mi nene tiene retraso madurativo, nadie nos vino a ayudar. Tengo a mis hijos en el techo, arriba de la casa“, dijo una mujer del barrio La Recoleta Avanza.

Y agregó: “Estamos a mitad de cuadra del arroyo, que se desbordó, porque siempre llueve así pero nunca habíamos tenido una inundación de este tipo. Ni siquiera agua nos vinieron a traer, todo lo que recibimos es ayuda de los vecinos”.

Es que hay muchos vecinos de esas localidades que no pueden salir de sus casas e incluso pasan parte del día en el techo, ya que el agua aún no bajó lo suficiente.

El Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgo (Sinagir) informó que había 3300 evacuados en 21 escuelas de La Matanza y 380 en el partido de Esteban Echeverría, que son asistidos por personal de Defensa Civil.

Además, anunciaron que en Mercedes aún hay 112 evacuados alojados en el Instituto de Menores Saturnino Unzué. Mientras que en el centro de evacuados de Máximo Paz, en Cañuelas, hay 100 personas alojadas.




Comentarios