Autoridades del Gobierno de la Ciudad anunciaron que ese delito bajó un 54 por ciento en el área metropolitana.


Veinticuatro personas, la mitad de ellas de nacionalidad colombiana, fueron detenidas en 40 allanamientos acusados de integrar dos grandes bandas de motochorros que operaban en el Microcentro porteño. Según autoridades del Gobierno de la Ciudad, la cantidad de casos registrados bajo esa modalidad en octubre último disminuyó un 54 por ciento respecto a enero de este año.

A la “Banda de Cami” y la de “La Chilli”, como se las conocía, se le atribuyen 29 robos y salideras bancarias que se iniciaban con seguimientos en el Microcentro porteño y terminaban en otros barrios de la ciudad o en el conurbano.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció en una conferencia de prensa, que se realizó esta mañana en la Jefatura de la Policía de la Ciudad, que “de enero al cierre de octubre vienen bajando 54 por ciento los casos de delitos cometidos por gente en motos, los llamados motochorros”.

El vicejefe de gobierno a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, explicó por su parte que para combatir a los motochorros crearon en febrero pasado “una fuerza especial” y que junto al trabajo de los detectives de “investigaciones y Robos y Hurtos” de la Policía de la Ciudad, “dio resultado” y se pudo desbaratar “a dos bandas de delincuentes que trabajaban en el microcentro”.

“Lo pudimos hacer porque tenemos planificación, actitud de la policía y sobre todo mucha tecnología”, señaló Santilli, quien mencionó “el Anillo Digital que monitoreó las 73 entradas y salidas de la ciudad, las casi 10.000 cámaras en la ciudad y las de los colectivos” que comprenden “un sistema integrado de seguridad”.

El secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro, explicó que a raíz de los controles que la Policía de la Ciudad montó en el Microcentro para evitar a los motochorros, los delincuentes “empezaron a cambiar las modalidades” y a actuar “en motos secundados por otros vehículos” que “tenían los papeles como corresponde”.

Por la “banda de Cami”, fueron detenidos 12 imputados -seis hombres y seis mujeres-, acusados de haber cometido 17 robos en ciudad y provincia de Buenos Aires, tras una serie de allanamientos en el Barrio 31, Villa Lugano, Caballito, Almagro y Villa Soldati.

Mientras que por la “banda de La Chilli”, fueron apresadas otras 12 personas -ocho hombres y cuatro mujeres- imputadas de 12 hechos tras procedimientos en Villa Soldati, Villa Lugano, Esteban Echeverría, Malvinas Argentinas, Avellaneda y Quilmes.




Comentarios