El corte se realizó en la estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki por trabajadores despedidos de la ferroviaria estatal bonaerense Ferrobaires.


El servicio del ferrocarril Roca se normalizó este jueves por la tarde tras funcionar durante seis horas de manera limitada por una protesta de trabajadores despedidos de la ferroviaria estatal bonaerense Ferrobaires en la estación Santillán y Kosteki de la ciudad de Avellaneda.

El corte, que afectó a unos 200 mil usuarios, se levantó cerca de las 17. “Decidimos levantar la medida de fuerza solo por respeto a los usuarios, porque la empresa no nos respondió y se rió de nosotros durante todo este tiempo”, contó Walter Espinoza, uno de los empleados despedidos que reclaman por su reincorporación.

Trenes Argentinos informó en un comunicado que quienes cortaron las vías “nunca formaron parte” de la compañía.

Además, señalaron que “en el grupo se encuentra personal de una empresa que fuera contratista de seguridad privada, MCM, y ex trabajadores de la línea Roca que se atuvieron al retiro voluntario o tuvieron cesantías por ausentismo”.

Trenes Argentinos realizó la denuncia por obstrucción del servicio público en el Juzgado Federal de Quilmes y en el lugar intervino la División Roca de la Policía Federal.

El reclamo de los trabajadores




Comentarios