La información se desprende de un estudio realizado por el Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires.


Luego de que el Ministerio Público Tutelar (MPT) de la Ciudad de Buenos Aires firmara un convenio de cooperación con la Procuración General de la Nación, el organismo porteño comenzó a recibir causas de delitos contra la integridad sexual. “Desde que tomamos los abusos hay entre tres y cuatro testimonios de chicos y chicas víctimas de abuso cada día”, explicó a Clarín la asesora general del MPT, Yael Bendel.

Un dato a tener en cuenta que se desprende de la experiencia de este organismo, es que 8 de cada diez denuncias fueron realizadas por niños que habían tomado una clase de Educación Sexual Integral (ESI).

“Vimos que la mayoría había contado estos abusos en las escuelas, y que las denuncias surgían de ese ámbito, y siempre después de haber escuchado y participado en clases de ESI“, aseguró Bendel. “A partir de las clases estos chicos y chicas pudieron resignificar lo que les pasaba, y que habían sido o eran víctimas de abusos”, agregó.

Este reconocimiento de lo que es un abuso se da en mayores de 9 años, principalmente entre quienes tienen entre 12 y 14 años. El 65% de estos abusos es denunciado por chicas, mientras que el 35% es de varones, y el 80 por ciento de estos abusos ocurrió en sus propios hogares.

El Ministerio Público Tutelar cuenta con una sala de entrevistas especializadas (Foto: web)

La Ley de Educación Sexual Integral es de 2006 y tiene como objetivo garantizar la ESI de todos los niños, niñas y adolescentes. El artículo 1 de la ley establece que “todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada”.

“La ESI es obligatoria y debe estar en el contrato educativo de cada escuela, y los padres deben firmarlo. La única manera de hablar de derechos vulnerados es conocer los derechos“, concluyó Bendel.




Comentarios