Mónica Schlotthauer fue legisladora de 2015 a 2019 por el Frente de Izquierda y los Trabajadores, y regresó al trabajo que tenía antes de asumir.


Una diputada del Frente de Izquierda volvió a su trabajo habitual después de finalizar su mandato en diciembre: ahora nuevamente se dedica a la limpieza en la estación Once del Tren Sarmiento.

Ella es Mónica Schlotthauer, del Frente de Izquierda y los Trabajadores, que fue diputada nacional desde 2015 hasta 2019. Es delegada de la Lista Bordó y fundadora de la agrupación “Mujer Bonita es la que lucha”.

Mónica Schlotthauer (Web)

“Nosotros pertenecemos al movimiento de delegados de base, al sindicalismo combativos. Tratamos de pelear contra otros dirigentes que son los de la corrupción. Nosotros somos democráticos y, por supuesto, si hay reclamo gremial dejo mi trabajo y voy a ver qué pasa“, dijo “Moniquita”, como la llaman, a Cadena 3.

Antes de llegar a ocupar una banca en Diputados, Mónica militó en el Partido Socialista de los Trabajadores y fue delegada en el Sanatorio Antártida durante 10 años. Luego estuvo mucho tiempo sin trabajo y hasta hasta emigró a Venezuela en busca de una mejor calidad de vida.

“Uso mi uniforme siempre. La izquierda hace lo que dice. Peleamos contra el sueldo de los diputados, rotamos, nos cambiamos y, cuando termina el mandato, volvemos a trabajar. Son dos lugares de lucha diferentes“, sostuvo.

Estamos construyendo un movimiento de trabajadores que pelee por un gobierno de trabajadores. Peleamos contra los grandes empresarios para mostrar que se puede pedir algo distinto”, cerró.




Comentarios