Hay al menos cuatro detenidos por las corridas y peleas durante el encuentro ante Temperley.


Dos facciones de la barra brava de Nueva Chicago se enfrentaron este domingo y dejaron como resultado un herido de arma blanca y dos más con importantes contusiones. Las corridas comenzaron al inicio del partido ante Temperley, en el estadio República de Mataderos.

A dos minutos de comenzado el encuentro de la Zona A del Nacional, correspondiente a la 17ma. fecha, miembros de la barra brava se golpeaban entre sí y varios de los contendientes esgrimían facas con las que se agredían en medio de una abigarrada multitud.

Las corridas y golpes se sucedieron aun fuera del estadio, mientras fuentes policiales reportaron un herido de arma blanca y dos contusos que fueron trasladados al cercano Hospital Santojanni. Además, hay tres detenidos, uno de ellos identificado como Alejandro Chana, jefe de una de las facciones en pugna.

Estos sucesos obligaron al árbitro del encuentro, Mario Ejarque, a suspender inmediatamente las acciones y recurrir a las fuerzas policiales para garantizar la continuidad del partido, algo que sucedió ocho minutos más tarde. Pero al final del encuentro y por orden de la Fiscalía de turno, se secuestraron bombos y banderas y se procedió a la clausura del estadio.




Comentarios