Dos de los detenidos están en el hospital, con custodia policial, por las heridas que sufrieron.


La policía detuvo a tres hombres señalados por estar involucrados en los incidentes que se dieron en la tribuna de Nueva Chicago durante el partido contra Temperley el domingo. Entre los detenidos está el jefe de la barra brava, apodado el “Kili”. Además hay un prófugo, hijo de otro de los arrestados.

El operativo después del partido (Foto: Ministerio de Seguridad)

Dos de los detenidos tuvieron que ser trasladados al Hospital Santojanni con heridas cortantes y permanecen con custodia policial.

En las imágenes, que se vieron en la transmisión oficial del partido, se ve cómo se enfrentan dos facciones de la barra del “Torito”: hay golpes y cuchillazos.

La pelea se dio al comienzo del partido, por lo que el árbitro Mario Ejarque frenó el juego a los dos minutos del primer tiempo, pero después de algunos minutos, y con la situación más calma, el partido se reanudó.

El operativo después del partido (Foto: Ministerio de Seguridad)

Además de detener a estos tres hombres, la policía secuestró banderas y bombos de la hinchada, y el estadio “República de Mataderos” fue clausurado.




Comentarios