Tras las fuertes ráfagas de viento en la tarde del lunes, la Terminal A se inundó.


En la tarde de este lunes, no solo bajó la temperatura en la Ciudad de Buenos Aires, sino que también llegó la lluvia y una gran tormenta que trajo con ella fuertes ráfagas de viento. Ante esto, varias ramas de árboles cayeron, e incluso el aeropuerto de Ezeiza resultó ser uno de los principales afectados.

El lugar estaba lleno de pasajeros esperando realizar el check in cuando por el viento notaron que se volaban las chapas del techo de la Terminal A, donde operan las aerolíneas extranjeras. El hecho fue registrado por la personas que se encontraban en el lugar y quedó todo grabado.

A raíz de las chapas, (parte del techo) que se empezaron a volar del establecimiento, comenzó a circular agua de lluvia por lo que ciertos sectores resultaron inundados.

Por su parte, la operatorio normal del aeropuerto se vio alterada por el temporal: muchos vuelos sufrieron demoras a raíz del mal clima, pero con el correr de las horas se fueron normalizando.

No obstante, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), anunció que las precipitaciones continuarán hasta la madrugada del martes y traerán un marcado descenso de la temperatura.




Comentarios