Se trata de un proceso que había comenzado el año pasado. Por el momento, el Gobierno rechaza su uso.


Luego del crimen del policía de la Federal en Palermo, el Gobierno porteño decidió avanzar con la compra de 300 pistolas Taser para que sean utilizadas por la Policía de la Ciudad. Lo confirmó el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, quien también está a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.

Se trata de un proceso que comenzó el año pasado cuando incluso se enviaron a instructores de tiro del Instituto de Seguridad Pública de la Policía de la Ciudad a capacitarse a distintos países.

Nuestra intención es equipar con estos instrumentos tipo Taser a nuestra Policía, como una herramienta más para cuidar a los que nos cuidan. Por eso di la instrucción de reiniciar el proceso de compra de 300 de estas unidades”, dijo Santilli en diálogo con Clarín.

Pistolas Taser.

“Prefiero que la Policía utilice estos dispositivos antes que un arma de fuego. Es una herramienta que ayuda a reducir a un delincuente en una situación complicada, sin tener que usar un arma letal”, agregó el vicejefe de Gobierno porteño.

Estas pistolas permiten inmovilizar a una persona en forma instantánea, protegiendo la vida del delincuente. Es que le permite a la policía hacer frente a situaciones en las que el uso de armas de fuego no es recomendable.

Por su parte, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, manifestó este martes que “no se puede estar discutiendo en el año 2020 el uso de pistolas Taser por cuestiones ideológicas” y respaldó la iniciativa, pese a la decisión de la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, quien había derogado en diciembre de 2019 el protocolo de uso de las Taser.




Comentarios