Hay personas que para aplicársela acampan toda la noche por un turno.


Unas 200 personas, algunas de las cuales acamparon durante la noche, realizan largas filas en la puerta de la Dirección de Sanidad de Fronteras, en el barrio de La Boca, a la espera de un turno para la aplicación de la vacuna contra la fiebre amarilla.

Las personas que no consiguen turno deben esperar a la tanda del día siguiente. En ese sentido, algunos deciden irse a sus casas y otros se quedan a pasar la noche en la puerta.

El responsable de Inmunizaciones de la Secretaría de Salud, Cristian Biscayart, aseguró a Télam que “la planificación fue bien hecha, hay vacunas suficientes y estamos en un nivel de oferta sin precedente para la aplicación en temporada”.

“A veces hay personas que la necesitan porque viajan a Brasil, pero otras no o simplemente perdieron el certificado, porque cuando uno analiza la demanda del servicio está compuesta por múltiples aristas”, agregó.

Además, precisó que hay turnos a partir del 30 de enero, mientras que la demanda espontánea se atiende para viajes inminentes, por debajo de los 15 días de anticipación, con alguna constancia.

Por su parte, desde el Ministerio de Salud informaron que ofrecen turnos telefónicos para la aplicación de la vacuna contra la fiebre amarilla en hospitales ubicados en la Ciudad de Buenos Aires. Los turnos serán asignados a través del 147, de lunes a viernes de 7 a 24, sábados, domingos y feriados de 8 a 14.

Vacunación contra la fiebre amarilla. (Ministerio de Salud).




Comentarios