"El Ministerio de Salud promoverá y estimulará la producción pública de sustancias a base de cannabis


La legisladora porteña María Rosa Muiños (Bloque Peronista) presentó este viernes un proyecto para que la ciudad de Buenos Aires adhiera a la ley nacional de “investigación médica y científica del uso medicinal” del cannabis y se declare el “interés sanitario” para concientizar sobre adicciones y consumos problemáticos de drogas.

La iniciativa contempla la incorporación de los derivados del cannabis para uso medicinal y terapéutico en “tratamiento de síndromes, trastornos, enfermedades y patologías tales como epilepsias, enfermedades degenerativas, cáncer, náuseas y vómitos derivados de quimioterapia, VIH-Sida, autismo”, entre otras.

Además, el proyecto le ordena al ministerio de Salud local que promueva “estudios e investigaciones clínicas relacionadas con el uso del Cannabis con fines terapéuticos” y que, en ese sentido, impulse “la participación de asociaciones civiles que estén trabajando la temática”.

“El Ministerio de Salud promoverá y estimulará la producción pública de sustancias a base de cannabis y formas farmacéuticas derivadas, a través de los laboratorios públicos existentes en la Ciudad”, según el proyecto.

En los fundamentos, Muiños señaló que este tipo de productos ya son “de exitoso uso terapéutico” en “diferentes enfermedades como el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), la epilepsia refractaria y el cáncer; como también para calmar dolores crónicos”.




Comentarios