La empresa de electricidad difundió un aviso acerca de estos papeles truchos y advirtió como constatar su veracidad.


Muchas son las maniobrias y triquiñuelas de los malvivientes para poder entrar a casas ajenas y asaltar a los habitantes. Esta vez, se trata de un aviso falso a nombre de Edesur.

El mismo consta de un papel en el cual se notifica que el medidor de electricidad no puede ser leído para realizar la facturación, y se deja un número telefónico para poder comunicarse y autorizar la entrada. La empresa de servicio eléctrico salió rápidamente a advertir a la sociedad sobre esta farsa.

En el comunicado, dejan un teléfono de contacto para poder verificar si el documento en cuestión es verídico o no. Además, la empresa comunicó a Clarín que no registran casos donde este instrumento haya funcionado para entrar en alguna casa.





Comentarios