Más de 300 bomberos siguen trabajando en La Cumbre, cercanías a Alta Gracia, y en Alpa Corral. Otra jornada con condiciones meteorológicas adversas.


Tras casi diez días consecutivos, y pese al esfuerzo descomunal de Bomberos Voluntarios y efectivos de diversas áreas de la provincia, el fuego no cesa y continúa afectando tres importantes superficies en las sierras cordobesas.

En La Cumbre, son 120 los bomberos trabajando, y entre otros, comprende comunas y parajes como Pampa de Olaen, Characato, Oro Grueso, Negro Huasi, Estancia Primavera y La Población.

Otra de las regiones afectadas, es en Alta Gracia, donde se encuentran unos 80 efectivos dispersos entre el country Potrerillo de Larreta, campo Barrandegui, Tiro Federal y cantera Carnelutti.

Por su parte, en Alpa Corral son 120 los bomberos que combaten el fuego en Piedra Bola, Villa El Chacay y Las Albahacas.

Desafortunadamente, las condiciones meteorológicas continúan siendo adversas. Es que para este miércoles 30 de septiembre se espera que el viento comience a rotar progresivamente al sur y a intensificarse, alcanzando velocidades de entre 35 y 55 kilómetros por hora, con ráfagas de hasta 70 km/h.

Como todos estos días, durante las primeras horas de la luz del día, se aguarda el análisis del avión vigía a los fines de poder planificar las acciones a seguir durante el resto de la jornada, mientras tanto se realiza el recambio de efectivos.

Para este miércoles, desde el Gobierno de Córdoba, anticiparon que ya hay “10 aviones hidrantes y dos helicópteros disponibles para el combate del fuego”, precisaron.

El trabajo de este martes

En el departamento Río Cuarto, 150 efectivos enfrentaron llamas de magnitud en la zona de Alpa Corral, Villa El Chacay y Las Albahacas, que avanzaron sobre los poblados, por lo que desde la provincia informaron que “se le dio prioridad a la protección de los vecinos y viviendas”. Además. dos aviones hidrantes brindaron apoyo con aplicaciones de agua desde el aire.

En cuanto al sector próximo a Alta Gracia, fueron 125 bomberos voluntarios trabajaron para evitar que el fuego se desplazara en La Paisanita y hacia atrás de Potrerillo de Larreta, es decir, desde la sierra hacia el sur, y en la zona de Falda del Carmen. Asimismo, la acción de dos aviones hidrantes y dos helicópteros resultó fundamental para acompañar la tarea del personal en tierra. Y hubo personas que decidieron autoevacuarse.

En cuanto al foco ubicado al oeste de la localidad de La Cumbre, hubo decenas de bomberos apostados al sureste y suroeste de Pampa de Olaen, con asistencia de un avión hidrante. También trabajaron en zonas de Characato y Cañada Honda, “aunque ya sin riesgo para las viviendas”​, señalaron desde la provincia.

Así quedan las sierras tras el paso voraz del fuego. (Foto: Bomberos Voluntarios de La Cumbre).

Lo mismo sucedió hacia el norte, bajando en dirección al Río Pinto, en las zonas de Carpintería y Potrerillos. En donde se le dio prioridad al sector de Estancia La Candelaria, donde quedaron distribuidos efectivos de bomberos, Defensa Civil y Plan Provincial de Manejo del Fuego.

Foto de portada: Facebook / Bomberos Voluntarios La Cumbre.




Comentarios