El Concejo Deliberante decidió elevar algunas sanciones del Código de Convivencia. 


El Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba decidió votar a favor de la modificación del Código de Convivencia Ciudadana para establecer sanciones más duras para quienes estacionen obstaculizando rampas de acceso para discapacitados. 

La votación se llevó a cabo en la mañana de este jueves. La iniciativa había sido presentada por a concejala de Vamos, Eugenia Reales y consiguió el apoyo de todos los bloques.

De esta forma, estacionar sobre la senda peatonal se fijó en 20 a 50 Unidades Económicas de Multa (UEM). Como cada UEM equivale a 8 litros de nafta súper, deja a estas faltas en valores que van de los 7.750 a los 19.300 pesos, según precios actuales de los combustibles.

Por su parte, estacionar sobre rampas aumentó entre 40 y 100 UEM, lo que llevará las multas de 15 mil a 38.700 pesos, aproximadamente. Teniendo en cuenta esto, si una persona estacionara sobre una senda peatonal y esta coincidiera con una rampa, la falta se agrava y se fijó en 60 a 150 UEM, entre 23.200 a 58.100 pesos.

A esto se le suma que “en caso de reincidencia el juez podrá disponer, además, la inhabilitación para conducir de hasta un (1) año. Como sanción complementaria, el infractor/a tendrá la obligación de realizar el curso de capacitación en educación, concientización y sensibilización vial”.

Si quien obstruye una rampa es un vehículo asignado al servicio público, las sanciones pueden llegar a 600 UEM: 232 mil pesos.




Comentarios