Fue traído desde ese país por el propietario del local. Trabaja con los empleados en el despacho de medicamentos. No reemplazó a ningún empleado.


Un negocio de Alta Córdoba se ha transformado en los últimos días en una verdadera atracción para los clientes que concurren al lugar.

Se trata de una farmacia que ha incorporado a un empleado muy especial, que no tiene nombre por ahora pero le dicen “el alemán” (viene de ese país), y que es nada menos que un robot. 

Le ha costado al dueño del negocio unos 100 mil dólares y trabaja en la firma SVFarma, ubicada en Mariano Fragueiro al 1900.

“Lo que antes nos llevaba despachar en tres minutos, ahora el robot encuentra el medicamento y lo entrega al vendedor en menos de 15 segundos”, dijo Hugo Viano, uno de los propietarios, a El Doce TV.

El sistema consta de un brazo robotizado que acomoda los remedios.

Un operador “alimenta a la máquina” y entre los datos más importantes está la fecha de vencimiento.

En caso de que el medicamento esté por vencer, el mismo robot informa y lo saca de las estanterías.

Tiene movimientos perfectos y algoritmos que determinan cuáles son los medicamentos que más salen y los va colocando estratégicamente cerca de la boca de expendio.

Desde la firma detallaron que el robot no suplantó el trabajo del ser humano.

Mejoraron los procesos y algunas personas fueron reubicadas al sector de ventas.




Comentarios