El cordobés, campeón del mundo en 1978, está en Austria, desde donde se refirió a la sequía de 26 años del seleccionado nacional.


El legendario delantero argentino Mario Kempes, campeón del mundo en 1978, considera insólito que Argentina no haya ganado un gran torneo internacional en los últimos tiempos pese a contar siempre con un plantel talentoso y, en él, al mejor futbolista del planeta, Lionel Messi.

“Algo está pasando muy raro porque teniendo muy buenos jugadores, en los mejores equipos del mundo, no se puede conseguir ese equipo que busca Argentina”, declaró el cordobés, quien se encuentra en Austria para participar del 125 aniversario del First Vienna, club en el que jugó en la temporada 1986/87.

En la capital austríaca presentó también su autobiografía, El Matador, y aprovechó para hablar sobre la actualidad de la selección argentina, eliminada por Brasil en semifinales de la última Copa América.

“Ocurre que no se gana, que no se encuentra el equipo“, explicó el ex futbolista, quien consideró que hay que arropar a Messi “para que participe para ser el mejor”.

Argentina ya suma 26 años sin conquistar ningún título en categoría absoluta, desde que ganara la Copa América 1993.

Kempes sabe bien lo que es ganar un título con la albiceleste. Conquistó el Mundial de 1978 celebrado en Argentina  y fue nombrado mejor jugador del torneo.

Aquella selección era muy diferente de la actual, ya que todos sus integrantes, excepto uno, el propio Kempes, jugaban en el fútbol local.

“La clave fue el trabajo silencioso de todos. No nos creíamos campeones, éramos un grupo de novatos jugando un mundial en casa” explicó Kempes.




Comentarios