En una ajustada puja con el segundo y el tercero, el radical se quedó finalmente con la victoria.


El candidato oficialista de la Unión Cívica Radical de Río Tercero, Marcos Ferrer, sacó una leve ventaja (29,8 por ciento) sobre su competidor más próximo, Juan Pablo Peirone (Frente de Todos), quien obtuvo el 28,6 por ciento de los votos y fue electo nuevo intendente de esa ciudad cordobesa.

A las 22 habían sido escrutadas el 95,2 por ciento de las mesas.

En tanto que José María López (Hacemos Por Córdoba), sacó el 25,8 por ciento.

Detrás, quedaron Alejandro Schwander, por Compromiso Federal, con el 7,1 por ciento y último Cristian Primo, del Partido Humanista (5,5 por ciento).

El dato sobresaliente de esta elección pareja es que hubo más de 540 votos nulos y 28 recurridos, en suma, casi el 3 por ciento de los votos contabilizados.

Ferrer se suma al triunfo de otro radical en este caso de Bell Ville, Carlos Briner, quien no tuvo problemas en retener la intendencia con más del 70% de los votos,




Comentarios