"Los límites se los pone cada uno", le dijo el trapero cordobés a sus fanáticos.


Paulo Londra dio su primer show en Córdoba y este sábado hizo explotar al Orfeo Superdomo. Cantó todos los temas de su repertorio, interactuó con el público y hasta tuvo tiempo de dejar un mensaje para sus fanáticos.

Pocas veces se lo puede ver en público al trapero cordobés, incluso son pocas las entrevistas que dio en lo que va de su carrera y más que nada se expresa a través de sus redes sociales. Como dice uno de sus temas “chico tranquilo sin nada para opinar”.

Pero esta vez aprovechó su show para hablarle cara a cara a todos los fanáticos que fueron a verlo y a los padres de los niños también. “Capaz no tengan ganas de escuchar lo que diga”, arrancó Londra, después de reírse de su tonada cordobesa.

“Si tengo que decir algo emotivo es que siempre sigan sus sueños. Los límites se los pone cada uno. Oídos sordos a los que dicen cosas malas”, fue el escueto pero profundo mensaje del trapero. 




Comentarios