El cordobés se lució en el escenario, "tiró" todo su repertorio, tuvo grandes invitados y sorpresas.


Llegó el día, Paulo Londra dio este sábado su primera presentación en Córdoba que también lo tendrá sobre el escenario del Orfeo Superdomo este domingo también. Su gira Home Run Tour lo llevará por otras provincias de Argentina y otros países de Latinoamérica en los próximos días. Pero así fue el de Córdoba.

Definitivamente Londra le terminó de explicar a padres y madres por qué sus hijos lo escuchan todo el tiempo sin parar y por qué insistieron tanto para que les compren las entradas. Es que desde muy temprano este sábado había una larga cola esperando en la que se podía ver muchas familias, muchos padres juntos a sus hijos de no más de 11 años y también adolescentes y jóvenes.

El carisma del trapero estuvo sobre el escenario todo el tiempo, en complicidad con su amigo Alan Tejeda quien también es el DJ. A las 20.15 en punto empezó el show con imágenes suyas en todas las pantallas dispuestas en el estadio. A los pocos minutos apareció él sobre el escenario y la gente explotó.

“Sigan hablando de mí” fue con el tema que irrumpió en escena y con el que hizo entrar en calor las gargantas de los mas de 9.000 fanáticos que colmaron el Orfeo Superdomo. Sin mediar palabras pasó directamente a “Condenado para el millón”. Así continuó hasta que sus primeras palabras con el público fueron, justamente: “Me dejaron sin palabras, loco”.

Como siempre lo tiene previsto, el cordobés tenía algunas sorpresas para presentarle al público. La primera de ellas fue que hizo pasar al escenario a Facu un amigo suyo que toca la guitarra, es cordobés y con el que interpretó los temas “Maldita abusadora” y “Forever alone”.

Y como buen fanático del básquet se dio un gran gusto, hacer que Fabricio Oberto (cordobés que recientemente ingresó al Salón de la Fama de la Federación Internacional de Básquet) tire al aro en pleno show. En ese momento también hizo subir a una joven que provó y embocó ante la mirada de todos y se llevó de souvenir el buzo de Londra y la pelota firmada por el trapero y por el basquetbolista de la Generación Dorada.

El show continuaba con pura interacción con el publico entre tema y tema, algunos pasos de comedia junto a Tejeda y mucha música. También hubo lugar para una vuelta al pasado del cantante. Es que le pidió al público que le digan una palabra (le gritaron “amor”) y comenzó a improvisar, como en una “batalla de gallos”.

El final iba llegando, todo su repertorio, sus temas más conocidos, todos lo que integran su disco Home Run (que le da el nombre a la gira) habían sido interpretados, pero el público notó que faltaba uno. El gran final se dio con “Adan y Eva”, la canción que ya lleva más de 635 millones de reproducciones en YouTube.

Entre tanto baile, risas y música con “letras sanas” los padres de esos niños que fueron a ver al trapero cordobés que no para de sonar en los celulares, la tablet, YouTube, Spotify, la radio y el tele se fueron entendiendo un poquito más de este fenómeno. Los adolescentes y jóvenes se fueron ratificando su fanatísmo. Así fue el primer show de Londra en Córdoba de este 2019. 




Comentarios