Dos de ellas pertenecen al secretario adjunto del gremio, Pascual Catrambone. El resto es de gente que está bajo investigación judicial.


Este lunes, el juez federal N°1, Ricardo Bustos Fierro, solicitó a la Municipalidad de Córdoba que se inhiban nueve chapas de taxis pertenecientes a los imputados en la causa en la que se investigan las irregularidades en el sindicato de recolectores Surrbac.

El magistrado envió un informe a la Secretaría de Transporte de la Municipalidad para que lleve adelante este procedimiento sobre los dirigentes y parientes del gremio  detenidos e imputados por supuesta defraudación fraudulenta y asociación ilícita.

Pascual Catrambone, secretario adjunto del Surrbac y uno de los que está detenido junto con el secretario general, Mauricio Saillén, posee dos chapas de taxi de la Municipalidad de Córdoba.

Una de ellas es para un Renault Logan; otra, para un Chevrolet Classic. 




Comentarios