Indicaron que fue "un despliegue totalmente inusual de gerdarmería y efectivos policiales, vallando toda la cuadra", y que los dirigentes se "han puesto a disposición de la Justicia".


Desde las primeras horas de este martes, Gendarmería copa la sede del sindicato Luz y Fuerza, la mutual y viviendas particulares de dirigentes lucifuercistas, en el marco de una investigación por presunto lavado de dinero.

La pesquisa, llevada adelante por el fiscal federal Gustavo Vidal Lascano, inició por una denuncia de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) sobre una serie de movimientos financieros dudosos realizado por la cúpula lucifuercista.

Desde el sindicato se refirieron vía Twitter al operativo, al que calificaron como “desmedido”, al tiempo que aseguraron que están “a disposición de la Justicia”.

Asimismo, indicaron que no está prevista “ninguna medida” de protesta por el momento.

“Desde primera hora de la mañana se lleva adelante un allanamiento en nuestra casa, con un despliegue totalmente inusual de gerdarmería y efectivos policiales, vallando toda la cuadra. Un operativo absolutamente desmedido, cuando nos hemos puesto a disposición de la Justicia“, difundieron.

“A primera hora se informó que el Sindicato estaba a disposición y que no iba a producirse ninguna obstrucción, que no estaba prevista ninguna medida y se suspendía la reunión conjunta que se llevaría a cabo en la sede sindical para no entorpecer el funcionamiento de la Justicia”, añadieron.

Desde la Justicia Federal indicaron que el objetivo del operativo es secuestrar material probatorio, y que no hay órdenes de detención.




Comentarios