Este sábado se enfrentan un Pirata que acumula casi 18 meses sin ganar afuera, y el conjunto de Río Cuarto con dos años sin derrotas en su bastión.


Cuando Belgrano se presente este sábado en Río Cuarto, estará a un día de llegar a los 18 meses sin victorias en condición de visitante.

Lo espera un Estudiantes que sostiene un invicto de más de dos años en su reducto, el estadio Antonio Candini.

Por fuerza de las estadísticas, no será nada fácil para el Pirata cortar con ambas rachas. Y al mismo tiempo, se le vuelve casi imprescindible porque de local también bajó la producción y arrastra dos empates con sabor a poco. El último, agónico contra Ferro.

En mitad de tabla de la Zona 1 en la Primera Nacional, a 11 puntos del líder Estudiantes de Caseros, a Belgrano no le quedan muchas más opciones que empezar a cortar camino con triunfos de visitante.

La última vez ocurrió el 20 de abril de 2018, el 1-0 frente a Estudiantes por el gol del armenio Mauro Guevgeozian. A partir de allí acumuló 11 derrotas y siete empates. Su peor serie negativa en AFA y que lo empujó al descenso de categoría.

En el actual torneo perdió frente a Agropecuario, Platense y Atlanta, y sólo empató con el Deportivo Morón.

Estudiantes no conoce la derrota en Río Cuarto desde el 17 de setiembre de 2017, fecha en la que cayó 2-0 con Desamparados por el Federal A. Dos años y un mes.

Su fortaleza como local le permitió mezclarse entre los primeros de las posiciones, siete puntos arriba de Belgrano y expectante a cuatro de su homónimo de Caseros.

En su casa, el León dio cuenta de Temperley, Independiente Rivadavia, Ferro y Brown de Puerto Madryn; e igualó con Mitre de Santiago.




Comentarios