El línea recibió un golpe en su cara y fue trasladado al hospital para evaluar su estado de salud.


Este domingo 20, el encuentro que disputaban Asociación Juventud Católica y Club Atlético Calchín, por la Liga de Río Segundo, debió ser suspendido a causa de un hecho inédito. 

Corrían 35 minutos del primer tiempo cuando, en medio de la disputa por el balón, el juez de línea Gastón Ruiz recibió un pelotazo en la cara y se desmoronó. A causa del impacto, un servicio de emergencia acudió para su atención y lo trasladó al hospital de Río II para que fuera evaluado.

Como no había un cuarto árbitro o alguien que lo reemplazara, el partido se suspendió y los minutos restantes se jugarán esta semana.

El encuentro estaba igualado sin goles.


En esta nota:

Deportes Fútbol


Comentarios