Analizó el 2-1 ante Gimnasia y lamentó las expulsiones de Erpen y Arce, que consideró injustas. Para el DT de Instituto, lo valorable fue la actitud de "ir a buscar".


Instituto se vuelve con las manos vacías por el 2-1 frente a Gimnasia en Mendoza. Y el entrenador César Zabala se enfocó en que el equipo terminó con nueve, y eso cambió todos los planes.

“Erpen en la segunda falta que le cobran no salió ni a chocar. Hasta ahí estábamos bien posicionados, pero la falta de un hombre se nota muchísimo en una cancha enorme como esta, más con el calor. Y ni hablar de dos hombres menos”, explicó el DT en Radio Sucesos.

“Ellos encontraron el primer gol, que nos sorprendió a todos. Y todo se hizo muy complicado”, añadió sobre el extraño efecto que tomó el balón en el disparo de Ignacio González.

“Cuando íbamos a reforzar la zona defensiva por la expulsión de Erpen, con un cambio sacrificando a Arce o a un punta, vino el gol y nos hizo cambiar los planes”, esgrimió Zabala.

“Destaco lo actitudinal, porque aún con dos menos queríamos atacar. Este equipo quiere ganar siempre y es para rescatar. Incluso tuvimos algunas situaciones como para estar arriba en el marcador y eso cambiaba todo”, completó.




Comentarios