Al técnico le quedó un sabor amargo por el 0 a 0 con Unión, pero reconoció: "El punto para cada uno le cae bien al partido".


Quería ganar los partidos que quedaban hasta fin de año, y venía entonado por la goleada sobre Godoy Cruz y los ocho goles en las dos fechas anteriores. Por eso, el marcador en blanco con Unión le dejó gusto a poco a Alexander Medina.

“Da un sabor amargo los partidos que no logramos el resultado. Vamos a seguir intentando y no tengo dudas que los objetivos, al final del campeonato, se van a cumplir”, aseguró el Cacique.

Por ejemplo, el equipo se sostiene en zona de Copa Sudamericana en el puesto noveno, pero deberá aguardar los resultados de este domingo de Rosario Central (a las 19.40 ante Boca), y de San Lorenzo (a la 21.45 frente a River), para saber en que posición terminan.

Andres Fassi adelantó que desde el lunes analizará con el técnico los jugadores que puedan llegar para el primer semestre del 2020, el cómo quedará armado el plantel.

“No voy a decir el número de refuerzos, pero vamos a buscar en todas las líneas. Sólo tuvimos cinco refuerzos en este semestre, con (José) Mauri que llegó en setiembre. Tuvimos algunas dificultades en el año y necesitamos un salto de calidad”

Y sobre posibles bajas insistió en “mantener la base”. En ese sentido, señaló: “Estamos muy justos y el presidente lo sabe. Me nombran a Dayro (Moreno), y pretendemos que se mantenga en el equipo. Lo mismo que (Nahuel) Bustos que es nuestro goleador. Nos costó armar esta base”.

Los jugadores se tomarán vacaciones hasta el 26 de diciembre, volverán por unos días al trabajo con otra interrupción en las fiestas de fin de año, y el 2 de enero afrontarán la parte más exigente de la pretemporada.

El regreso a la competencia será a fines de enero, con Defensa y Justicia como visitante y acto seguido, Boca como local entre semana.




Comentarios