El flamante intendente también dijo que la Municipalidad está en emergencia económica. "Pregúntele a cualquier proveedor", recalcó.


El flamante intendente de la ciudad de Córdoba, Martin Llaryora, asumió este martes 10 de diciembre su cargo en un acto que se llevó a cabo en el Teatro Real, y que contó con la presencia del mandatario comunal saliente, Ramón Mestre.

Llaryora llegó acompañado de una gran cantidad de gente y luego ingresó al recinto para cumplir con las formalidades del juramento en su función, acto que fue presidido por el viceintendente, Daniel Passerini.

Entre lo más destacado que se escuchó en su primer discurso como intendente está la confirmación de que declarará la emergencia económica.

“Ya estamos en emergencia económica y sino pregunten a cualquier proveedor de la Municipalidad”, señaló en su discurso.

“Nosotros estamos con dificultades, es una ciudad que está con dificultades económicas, no tenemos dinero para pagar, se le debe a todos los proveedores. También se que los cordobeses tenemos la posibilidad de salir para adelante”, dijo en la previa a su ingreso al Teatro.

Pero además confirmó que declarará otra emergencia: la ambiental. “Nos avergüenza el problema cloacal. Si no lo solucionamos vamos a tener en breve el problema ambiental más grande de Argentina”, dijo.

También confirmó que la ciudad tendrá su Ferrourbano, luego de las pruebas que se hicieron hace una semana para que llegara el tren desde Alta Córdoba hasta la Estación Mitre.




Comentarios