Vive en Huinca Renancó y siempre soñó con incorporarse al cuartel de su pueblo "para ayudar a la gente". Un ejemplo de integración y superación.


Los sueños están para cumplirse, al menos eso es lo que dicen. Comienzan a tomar forma desde muy pequeños y a veces nos puede llevar toda una vida alcanzarlos.

Algunos son más modestos, otros grandilocuentes, pero nadie puede imaginarse un pasar por esta existencia sin tener uno…o varios.

En ese camino, muchos de nosotros vamos superando obstáculos con mayor o menor grado de dificultad, procurando llegar a esa meta tan deseada.

El sueño de Pablo Ezequiel Echenique, o “Keki” como lo conocen en su pueblo natal Huinca Renancó, fue desde siempre convertirse en un bombero del cuartel de su pueblo.

Y lo logró, nada menos que con 38 años de edad y nos demostró que jamás hay que darse por vencido.

Keki es el primer Bombero Voluntario de la provincia de Córdoba con síndrome de Down, y el segundo a nivel nacional.

Comenzo su camino en 2015 y después de casi cinco años recibió su certificado en el cuartel local

“Es un orgullo muy grande para mí”, dijo Keki, remarcando que “se preparó mucho” para conseguirlo. 

“Quiero llegar a ser bombero de la provincia”, remarcó a El Doce TV con mucha vehemencia.




Comentarios