El español se coronó ganador por tercera vez; Ricky Brabec, de EE.UU., el primero del continente americano en vencer en Motos.


Carlos Sainz se coronó este viernes en el rally Dakar por tercera vez. El español cruzó la meta por detrás del catarí Nasser Al-Attiyah en la 12a y última etapa de la carrera, un tramo de 167 kilómetros entre Haradh y Qiddiya, Arabia Saudita.

Carlos Sainz, a la derecha, y su navegante Lucas Cruz, celebran el triunfo con el equipo X-Raid en Arabia Saudita.

Al-Attiyah, que fue segundo con su Toyota en la general, sumó su primera victoria de etapa en este Dakar, pero Sainz se llevó el cetro pese a terminar sexto en el parcial, cuatro minutos por detrás. El piloto español ya se había impuesto en 2010 y 2018. En sus tres victorias empleó autos distintos (VW, Peugeot y Mini, en ese orden), pero siempre el mismo copiloto, Lucas Cruz.

Sainz, en los últimos kilómetros del Dakar 2020, antes de proclamarse ganador de la odisea con su buggy Mini, de X-Raid.

Sainz ganó con una ventaja de seis minutos sobre Al-Attiyah, y de 10 sobre su compañero en el equipo Mini, el francés Stéphane Peterhansel. Los tres, que atesoran 19 victorias en el Dakar, mantenían una lucha directa por la primera plaza desde la cuarta etapa. Sainz asumió el liderazgo en la tercera.

El catarí Naser Al-Attiyah (a la derecha) y su navegante francés Mathieu Baumel finalizaron en la segunda posición, con Toyota. Habían sido los vencedores en 2019, en Perú.

“Estoy muy feliz”, dijo Sainz. “Hay mucho esfuerzo detrás de esto. Mucho entrenamiento, práctica, física, con el equipo. Empezamos a ganar este Dakar en el primer día y hemos ido a fondo desde el inicio”, completó el Matador, también ex bicampeón mundial de Rally (WRC).

Peterhansel se acerca a saludar a Sainz por su triunfo. El francés, que con éste corrió ya 31 ediciones, ganó 13. En esta edición, fue tercero, junto al navegante portugués Paulo Fiuza.

En tanto, el ex bicampeón mundial de Fórmula 1 Fernando Alonso terminó en la 13a posición, en su primera participación en la carrera. “Realmente, he aprendido mucho. Y de regresar, me gustaría hacerlo para ganar”, manifestó el asturiano, que compitió con Toyota, marca con la cual se consagró como monarca del Mundial de Resistencia (WEC) la temporada pasada después de haber ganado las clásicas 24 Horas de Le Mans.

Fernando Alonso y Marc Coma, con el Toyota Gazoo Racing South Africa. La participación del ex bicampeón de F1 y del Mundial de Resistencia (WEC) concentró la atención de la prensa internacional en esta nueva realización del Dakar.

Mientras, Orlando Terranova (Mini) fue un año más el mejor argentino de la clasificación general de Autos. Navegado por Bernardo Graue, ocupó el sexto puesto final. En el inicio de la competencia, llegaron a ser líderes absolutos.

Orly Terranova y Bernie Graue (X-Raid Mini Jcw Team). Los argentinos volvieron a lucirse en el Dakar. Venían de ser campeones mundiales FIA de la disciplina Cross Country en 2019.

En Motos, Ricky Brabec se convirtió en el primer piloto del continente americano en ganar el Dakar (en esa categoría). Además, es el primer estadounidense en lograrlo. Poco después, su compatriota Casey Currie (Canam) lo emuló en la categoría SSV (buggies ligeros, tipo UTV), en la que el argentino Juan Manuel Silva fue 15°. El Pato navegó al español Juan Miguel Fidel Medero.

Ricky Brabec (Monster Energy Honda Team), minutos después de cuzar la meta como vencedor en Motos.

Al comando de una Honda, Brabec terminó con 18 años de dominio de KTM en la prueba. En lugar de relajarse y disfrutar de una cómoda ventaja, hizo todo lo posible por ganar la última etapa y terminó segundo, a 53 segundos del chileno José Ignacio Cornejo. Este fue el quinto Dakar para Brabec; y recién es la segunda vez que lo termina. 

Kevin Benavides fue 19°, después de los problemas de motor que tuvo en su Honda. De todas formas, tuvo actuaciones parciales memorables.

De esta manera, Honda regresó a la victoria en el Dakar después de 31 años. El último triunfo de la marca había sido en 1989, con el francés Gilles Lalay, quien murió durante la edición del ’92, compitiendo con Cagiva. Hasta hoy, Honda ha ganado seis veces el Dakar.

Brabec quedó primero en la general, a 16 segundos del también chileno Pablo Quintanilla. El campeón vigente, el australiano Toby Price (KTM), que cruzó la meta en tercera posición, quedó en la misma posición en la general, a 24 minutos.

La derrota de KTM, en la expresión del australiano Toby Price, ex vencedor de la prueba en dos ediciones. Desde el año 2001 (con el recordado italiano Fabrizio Meoni aquella vez), KTM habia ganado siempre.

“Es mi quinto Dakar, la segunda vez que termino. Esta mañana, me desperté contento por poder correr el último día. Y aquí, estamos. Ganamos!”, dijo emocionado Brabec. “Tuvimos que ser inteligentes y estar concentrados cada día. En el equipo (Honda), no hay un número uno; todos trabajamos juntos, somos una familia. Todos ganamos”, agregó.

El salteño Luciano Benavides, mejor argentino de la general de Motos. Sexto, con KTM. Franco Caimi, de Luján de Cuyo, Mendoza, llegó octavo y como el mejor clasificado de Yamaha.

Entre los argentinos que lograron completar la prueba dentro de la categoría Motos, el cordobés Sebastián Urquía, de General Deheza, lo hizo en el puesto 59. El también cordobés Fernando Cola, que debutaba, abandonó. De todas formas, hizo su primera experiencia y fue quien ayudó a Kevin Benavides cuando al salteño se le plantó el motor de su Honda en pleno desierto saudí. 

En Cuatriciclos, el triunfo fue para Ignacio Casale. El chileno se quedó con el trofeo mayor por tercera vez, después de las victorias de 2014 y 2018 (la edición que finalizó en Córdoba). El mejor argentino y con meritoria actuación fue Manuel Andujar, de Lobos, provincia de Buenos Aires, en la cuarta posición. 2014, la última vez sin argentinos entre los tres primeros de la general de Quads,  En tanto, aunque reenganchado, también llegó al final el cordobés Mariano Bennazar, de Unquillo.

Ignacio Casale y su tercera victoria en el Dakar. Ha competido en Coches, Camiones, SSV y Quads. Solo le queda correr en la categoría Motos.

También en Quads, finalizaron Carlos Verza (Yamaha), de Chaco, y el santiagueño Martín Sarquiz (Canam), que se impuso en la división 4×4, motores de hasta 900 c.c. En la misma categoría, logró llegar a la meta el colombiano Nicolás Robledo, quien corrió su cuarto Dakar y con un Canam preparado en Córdoba por el Mazzucco Team, del múltiple campeón Daniel Mazzuco.

Nicolás Robledo, sobre el cuatri del Mazzucco Team. Aunque debió reengancharse, no bajó los brazos y llegó al final. “Aunque no sean perfectos, los sueños también pueden cumplirse”, dijo el colombiano.

En Camiones, el ruso Andrey Karginov finalizó su octavo Dakar por todo lo alto, con una séptima victoria de etapa en Qiddiya y dos minutos de ventaja sobre Aliaksei Vishneuski. El piloto de Kamaz se adjudicó su segundo Dakar, tras el de 2014, con una ventaja de 42 minutos sobre su compañero de equipo Anton Shibalov. De esta manera, Kamaz continúa reinando en la odisea del deporte motor. El tercer lugar fue para el bielorruso Serhei Viazovich, de Maz, la fábrica estatal de camiones de Minsk (la capital de Bielorrusia).

Andrey Karginov, Igor Leonov y Andrey Mokeev, en la cabina del Kamaz vencedor.

Este ha sido el primer Dakar realizado en Arabia Saudita y también el primero en Asia. En 42 años de historia (la primera edición fue en 1979), la famosa competencia creada por el francés Thierry Sabine y desde 1994 organizada por ASO, visitó un total de 30 países, en cuatro continentes (Europa, África, América y Asia).

El imponente marco natural del podio en Qiddiya, Arabia Saudita. El Dakar es propiedad de ASO (Amaury Sport Organisation), empresa francesa que lo organiza desde 1994.

Durante 10 ediciones, la competencia incluyó ininterrumpidamente Argentina (2009-2018), con nueve realizaciones teniendo a la provincia de Córdoba como protagonista, a través de sus paisajes y su público fierrero. El Dakar es visto por TV en más de 180 países, con una audiencia global de mil millones de espectadores (la séptima parte de la población mundial).




Comentarios