Datos difundidos por la Oficina de la Mujer (OM), de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.


En 2019 hubo 268 víctimas directas de femicidio, de los cuales 19 se produjeron en Córdoba, según el Registro Nacional de Femicidios difundido por la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En la provincia de Córdoba 19 mujeres fueron asesinadas por hombres. Dos víctimas eran menores de 18 años, ocho tenían entre 18 y 34 años, seis entre 35 y 59, y otras tres víctimas de femicidio directo tenían 60 años o más.

En nueve casos se empleó armas blancas, mientras que en cuatro se utilizaron armas de fuego, de las cuales no se cuenta con datos sobre su autorización. En otras cinco ocasiones el medio empleado fue la fuerza física.

Al menos cinco de estas mujeres habían efectuado denuncias formales contra los sujetos activos, mientras que en dos casos se relevó la existencia de hechos previos por otros medios a partir de la revisión de las causas judiciales. De los 12 restantes no se pudo obtener información sobre hechos previos de violencia.

El informe del máximo tribunal abarca desde el 1 de enero al 31 de diciembre del año pasado, y tal como adelantó a Télam el 3 de mayo último la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta se trata del registro “que el Poder Ejecutivo toma como oficial”.

El relevamiento identificó 252 víctimas directas de femicidios y 16 de femicidio vinculado, que son los homicidios cometidos contra una o varias personas (niñas, niños, adolescentes, mujeres cis, varones, trans, travesti), a fin de causarle sufrimiento a una mujer.

El informe detalló que el 73% de las víctimas fueron asesinadas en viviendas. Y estos homicidios de mujeres dejaron en situación de orfandad a “al menos 222 niñas, niños y adolescentes”.

En términos absolutos, la Provincia de Buenos Aires contabilizó 102 víctimas de femicidio directo, el 40,47% del total.

De la información reportada, surgió que al momento del femicidio al menos nueve víctimas se encontraban embarazadas, siete en situación de prostitución y seis tenían algún tipo de discapacidad.

El 90% de las víctimas tenía vínculo con sus asesinos: en el 66% fueron cometidos por parejas (113 casos) o de ex parejas (66 casos); un 10% eran familiares y un 14% tenía otro tipo de vínculo y solamente un 7% eran personas desconocidas.

Las causas judiciales abiertas son 249 contra 266 sujetos activos de femicidio directo, y la diferencia con la cantidad de muertes se debe a que en un mismo expediente puede haber más de una víctima y más de un victimario.

Un registro nacional de femicidios fue una de los reclamos del movimiento Ni Una Menos en 2015 y ese mismo año, la Corte comenzó a elaborarlo.




Comentarios