Los ladrones saquearon su puesto de avenida Capdevila y lo dejaron sin su principal herramienta con la que genera sus ingresos.


La inseguridad en Córdoba crece sin control y los delincuentes hacen lo suyo con una impunidad que asusta ante una población desprotegida y a merced de los ladrones.

Esta vez, la víctima es Rodrigo, una persona con discapacidad visual que tiene un puesto de café en la avenida Capdevila y que fue saqueado por los ladrones, que entre otras cosas se llevaron la máquina cafetera, la principal herramienta de trabajo.

El hecho ocurrió en la noche del lunes, en Capdevila al 2.000 y los amigos de lo ajeno destrozaron el carro de Rodrigo, para llevarse mercadería y la costosa máquina con la que el vendedor elabora el café que ofrece a sus clientes.

“Recibo una pensión por discapacidad, pero yo no quiero vivir de eso. Quiero demostrarle a mis hijos que, a pesar de mi dificultad, yo quiero trabajar. Quiero salir adelante”, expresó Rodrigo en diálogo con El Doce.

La máquina le había costado unos 90.000 pesos pero hoy es más costosa y comentó que fue comprada con gran esfuerzo ya que tuvieron que vender el auto familiar para poder conseguir el dinero.

Por un accidente quedó ciego y gracias a un transplante de córnea pudo recuperar la visión, aunque muy reducida, y el puesto es su única fuente de ingresos: “es nuestra única fuente de ingreso. Con ella salimos todos los días a ganarnos la vida” , comentó.




Comentarios