Andrés Cortez aseguró que su hermano no quiso cruzar sino que le hizo un favor a una amiga.


Una tragedia terminó con la reacción de vecinos de localidades limítrofes entre Córdoba y San Luis. Es que un cordobés falleció en una barricada levantada por el gobierno puntano, levantada para evitar la circulación entre provincias.

La víctima fatal fue Mario Javier Cortez (41), quien perdió la vida cuando intentó frenar su auto y terminó aplastado contra el terraplén. Esto generó la indignación de vecinos que el sábado por la mañana se reunieron con picos y palas para derribar el muro.

Este martes el que dio declaraciones fue Andrés, hermano de Mario. “Mi hermano vivía en Merlo, hace 12 años que trabajaba en un supermercado. La esposa e hijo estaba en Villa Dolores”, indicó en declaraciones a Radio Mitre.

Y sobre el accidente aclaró: “Nosotros sabemos que mi hermano era conciente de riesgo. Él fue a llevar a una amiga al límite, esa persona iba a cruzar caminando el terraplén. Cuando el quiere volver tiene una falla el vehículo. Lo quiso empujar y quedó atrapado entre el terraplén y el vehículo”.

Es que en un primer momento se había informado que el hombre había querido cruzar para ver a sus hijos que viven en Villa Dolores. “Prácticamente no veía a los hijos desde que se decretó la cuarentena. Los extrañaba horrores. Él tenía franco dos veces por semana y cuando tenía franco venía. No es mucha distancia”.

“Me enteré por comentarios que hubo una manifestación. Fue un accidente tonto si se puede llamar. Era una muy buena persona. Espero que esta desgracia sirva para que otras personas no pasen por lo mismo y que los vecinos puedan acceder al corredor”, concluyó.

Este martes el supermercado en el que trabajaba Mario Javier Cortez cierra sus puertas a las 16 para hacerle una misa.




Comentarios