Entraron a robarles y los golpearon sin piedad. Ella se salvó de milagro y él pelea por su vida en el Hospital.


La inseguridad de Córdoba crece sin control y cada día son más frecuentes los asaltos con una violencia descontrolada que mata y pone riesgo la vida de los indefensos vecinos de la ciudad.

En medio de esta situación fuera de control y con una impunidad que aterra, dos jubilados sufrieron el ataque feroz de unos delincuentes que ingresaron a su casa de barrio Ameghino Sur.

El hombre quedó en terapia intensiva y la mujer tuvo que fingirse muerta para que los ladrones dejen de golpearla, según contó a El Doce, la protagonista de esta triste realidad.

Fue el lunes por la noche, cuando Marta Tessio, de 73 años, y Hugo Urbano de 77, vivieron la peor pesadilla al ser sorprendidos dentro de la casa por los malvivientes: “me despierto y uno estaba al lado mío. Mi marido ya estaba tirado en el piso, ensangrentado. Agarraron una toalla y empezaron a ahorcarme“, dijo la mujer.

No contentos con eso, los ladrones desplegaron más maldad todavía: “empecé a gritar. Para que me calle, me pegaron hasta que me desmayé“, recordó la vecina.

Cuando recuperó el sentido, Marta entendió que no debía dar señales de vida y contó que “me quedé quieta para que no me peguen de vuelta, me iban a matar”, alertó.

Su marido sufrió fracturas de mandíbula y la pérdida de un diente, entre otras heridas por las que debió ser internado en Terapia Intensiva.




Comentarios