A pocas horas del asesinato de Silvia Apaza, un chico fue atacado en la calle pero salvó su vida.


Córdoba es tierra de nadie y caminar por sus calles es arriesgarse a morir de un disparo, dada la impunidad con la que se mueven los delincuentes que aprovechan la desprotección de los ciudadanos.

Así, en menos de 24 horas de otro asesinato en ocasión de robo, un muchacho sufrió una herida de bala, al ser interceptado por unos ladrones.

Este nuevo hecho ocurrió en la tarde del miércoles en barrio Los Paraísos y la víctima está fuera de peligro, pero con una herida de arma de fuego en la ingle, según dijo el abuelo del muchacho a Cadena 3.

“Iba para la casa y lo interceptaron tres muchachos y en un forcejeo le quitaron el teléfono y le pegaron un balazo en la ingle”, relató sobre el episodio ocurrido en la calle Eduardo Martínez al 2.500.

La víctima es Héctor Gómez, de 19 años, y está internada en el Hospital de Urgencias.




Comentarios